En la Trinchera de las Ventas

Porque vender es como respirar, siempre lo hacemos aunque sea inconsciente.

13 oct. 2008

Duelo al atardecer


Muchas veces enfocamos las reuniones con nuestros clientes como si fuesen duelos en los que sólo puede quedar uno vivo. ERROR!!!

Si enfocamos así nuestra estrategia de ventas o de convencer a alguien en la mayor parte de los casos nos estrellaremos.

Nuestro cliente es nuestro amigo, lo necesitamos "vivo", y además tenemos que hacerle ver que nosotros somos sus amigos , que estamos de su parte y no somos unos vendedores que queremos sacarle el alma, o unos hijos que queremos engañar para poder llegar más tarde.

Este asunto no debe ser una estrategia, sino una actitud que tienes que tener claro siempre. Cuando salgan diferencias entre nosotros, no lo veas como un tira y afloja, no es el regateo de los mercadillos. Tú actitud debe de ser que ante una diferencia debemos colaborar juntos para encontrar la mejor solución para los dos.

"Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da." Miguel de Unamuno

YatZoom Google